Hernán Casciari, imprescindible para el activismo social

hernan-casciari-5

“Soy un varón heterosexual de 45 años” comenzaba una carta abierta de Hernán Casciari en la que exponía su experiencia con el machismo en el pasado y en la actualidad.

Hernán Casciari es, efectivamente, un varón heterosexual, pero además de ello es argentino (hasta hace dos años, residente en España), aliado feminista y está gordo. A esto hay que sumarle la fama que ha ganado en la última década. Si algo necesita el activismo social son voces con la suficiente repercusión como para dar la cara por los pequeños héroes y heroínas que día a día luchan por hacer este mundo un poco más justo.

Con un desparpajo y una naturalidad, propios de aquellos que han aprendido a reírse de sí mismos, muchas veces ha hablado de su peso sin eufemismos. Hernán Casciari está gordo. Está gordo y no le duele decirlo. Ha roto tabúes y le ha quitado hierro a una palabra tan mal vista por la sociedad para que, quizás, en un futuro, un Pedro Fernández o Laura López desconocidos sepan aceptarse a sí mismos y no caigan en el error de odiar su cuerpo.

Además de todo esto y siempre con un tono sarcástico, Casciari ha escrito muchos artículos reduciendo a lo absurdo argumentos xenófobos. Un ejemplo de ello es un post que publicó en 2005 “España: decí alpiste” en el que representaba a esta como una conquista de los argentinos, utilizando, a la inversa, premisas propiamente anti-inmigrantes.

No obstante, muchos lectores parecen no captar la ironía de sus palabras y, tal como él mismo contaba en un post  “Mahoma, los paraguayos y la crueldad“, llegó a recibir en contadas ocasiones amenazas por parte de distintos colectivos. Casciari siempre ha tenido muy claro que el humor es solo humor y trata de transmitir esta idea, en la medida de lo posible. Sin embargo, en el último año, también se ha dado cuenta de la dimensión social que tiene el humor y de ahí que haya decidido realizar varios cambios en su forma de escribir.

Casciari fue un ejemplo de esto último es su carta “Me hago cargo“, publicada el miércoles 19 de octubre de 2016 en su blog, la cual finalizada con una reflexión acerca de su papel como hombre, es decir, como privilegiado en la sociedad, y su deseo de erradicar los comportamientos machistas que había tenido hasta la fecha. El feminismo, si bien debe ser encabezado y liderado por mujeres, también necesita a aliados como Casciari que primero se deconstruyan a sí mismos y, con su ejemplo, ayuden a que otros hombres hagan autocrítica.

Hernán Casciari no es Gandhi o Teresa de Calcuta, pero va por el camino óptimo para tener la mejor repercusión en la sociedad.

 

Anuncios

Hernán Casciari, el escritor con muchas facetas

Hernán Casciari, de nacionalidad argentina, cosecha éxitos desde el año 2000. Su fama creció exponencialmente con la creación de un blog, Orsai, donde publicaba sus cuentos e historias. Desde entonces ha sido escritor, periodista, editor, propietario de un bar y actor. Actualmente se encuentra escribiendo para su revista Orsai y representando en teatros “Una obra en construcción” junto a varios familiares suyos. 

hernan casciari

Hernán Casciari, escritor y periodista, famoso por su weblog Orsai

Tal como reconoce él mismo y personas cercanas a su persona, como su abuelo, de joven llevaba una vida desordenada, cambiando de alojamiento e incluso de país cada cierto tiempo. Actualmente vive en Buenos Aires, pero desde el año 2000 hasta finales de 2015 residió en Barcelona, donde dio comienzo a su blog orsai.com. “Orsai” significa “fuera de juego”, proviene de la jerga futbolística, y, según él, eligió ese nombre porque era el sentimiento que le provocaba estar lejos de su Argentina natal.

Hernán Casciari alcanzó la fama en internet con la blognovela de 200 capítulos Diario de una mujer gorda, cuya protagonista es Mirta Bertotti, una ama de casa argentina que relata los sucesos de su vida en relación con su familia y vecinos. Gracias a esta ganó en 2005 el premio de weblogs de la cadena alemana Deutsche Welle. Un año más tarde comenzó a venderse en formato papel pero, por desavenencias con la editorial Editorial Sudamericana, Casciari cesó de publicarla y volvió a la web.

En muchas ocasiones, el escritor argentino ha criticado el papel de los “intermediarios“, lo que finalmente le llevó en 2010 a renunciar a las distintas editoriales con las que colaboraba, entre ellas la editorial española Plaza & Janés, y a fundar su propia editorial Orsai, donde comenzó a publicar una revista trimestral del mismo nombre. Orsai fue un éxito antes incluso de su impresión. 10.000 usuarios alrededor del mundo compraron la revista en preventa solo por el comunicado que realizó Casciari en su blog exponiendo su idea. El contenido se resume en textos del propio Casciari y de escritores que a él le gustan, lo mismo sucede con el contenido gráfico. Además de ello, prescinde de la publicidad y sube la revista en PDF gratis a la red  diez días después de su impresión en papel.

En 2012, Casciari trató de ampliar sus horizontes comerciales e inauguró el Bar Orsai en Buenos Aires, un espacio al que podían acudir los lectores de la revista a charlar, a tomarse algo e incluso a ver distintas charlas y conciertos organizados por la directiva del bar. Sin embargo, al año siguiente tuvo que cerrar por pérdida de ganancias. Asimismo, en varias ocasiones se ha encontrado con problemas de financiación para la propia revista y, a pesar de que ha manifestado en muchas ocasiones su deseo de disminuir el precio de esta, en algunas ciudades latinoamericanas ha aumentado. No obstante, los ánimos del escritor siguen siendo los mejores y no parece que vaya a desaparecer pronto del panorama mediático.

 

 

 

Ahora Aristóteles y Kant son machistas

dominación machista

Fuente: Dominación machista

A pesar de encontrarme ahora mismo delante de una pantalla de ordenador escribiendo este artículo, me siento como si estuviese en una mezcla entre el siglo XV y la irrealidad más pura (y dura).

Esta sensación es fruto de mi reciente visita a una cuenta de tumblr titulada “Dominación machista“. Por suerte, me topé con ella gracias a una iniciativa de Change.org para que la página sea eliminada… ¡Y ojalá la eliminen pronto!

He visto comportamientos machistas, comentarios machistas, memes machistas, imágenes machistas, pero esta página los supera pues es un conjunto de todo ello llevado al extremo.

Con un alto contenido pornográfico, “Dominación machista” pretende ser el guía para todos aquellos que quieran practicar una vida machista, casi como si se tratase de una religión. Los administradores lo pintan como una filosofía de vida, eso sí, siempre con consenso entre las dos partes. De hecho, la propia página cuenta con un apartado titulado “Filosofía D.M.” que explica aquello que predican. Por otro lado, también cuenta con otra sección que está al servicio para todos aquellos/aquellas machistas principantes que tengan dudas acerca de cómo ser unos buenos machistas. ¡Qué buenos samaritanos son los administradores! En el apartado de “Filosofía D.M.”, me he encontrado con enunciados tan espectaculares como “Creemos que el hombre es superior a la mujer: Físicamente, emocionalmente, intelectualmente y en todos los aspectos de la vida.“, “Creemos que toda mujer nace con el potencial de ser una gran sumisa pero los medios de comunicación y aberraciones como el feminismo las apartan de su verdadero destino.“, “Creemos que la mujer esta diseñada para ser la propiedad de un hombre sin la capacidad de tomar decisiones de forma individual e independiente.“, “Creemos que es correcto pegarle a la mujer, esto debe hacerse con frecuencia y con severidad dependiendo de los niveles de desobediencia y rebeldía de la misma, esta forma de disciplina nunca debe atentar contra su integridad y salud física pero si debe ser efectiva en corregir comportamientos.” y “Creemos que una mujer no tiene derecho a decidir como sirve sexualmente a su pareja, el hombre tiene derecho a usar su cuerpo cuando decida y como decida siempre y cuando no atente contra su salud e integridad física.“.

Volviendo al tema del consenso entre ambas partes, ahora resulta un poco irónico, ¿no? Es decir, una mujer tiene el derecho a decidir si ser machista o no, pero a partir de ahí, el hecho de decidir si quiere practicar sexo con su novio/marido desaparece completamente, es el hombre el que elige cuándo hacerlo y cómo. Una lógica aplastante, sin lugar a dudas.

Un enunciado como “Creemos que es correcto pegarle a la mujer, esto debe hacerse CON FRECUENCIA” era de esperar en esta página que toma a la mujer por un ser incompleto, propiedad del hombre. En varios posts, incluso la compara con los niños o con las mascotas llegando a escribir “La mujer debe ser entrenada como se entrena a las mascotas…”. Definitivamente, el que escribió eso es el nuevo Platón. En otros artículos algo más racionales habla del hombre como tutor de la mujer, puesto que la mujer no se educa en la escuela (escuela, ¿qué es eso?), no, a la mujer la educa el hombre, cuya superioridad intelectual le enseñará a esas cosas básicas en la vida como: callarse cuando él lo ordene, tener la comida siempre preparada, hablar con sus amigas cuando él lo permita, etc.

Como expertos sexuales machistas que son, los administradores también dan consejos acerca de cómo es la vida sexual de una pareja machista. En concreto, leí un post en el que explicaba que el sexo anal es el eslabón último de la dominación. A partir de ahí, la mujer es completamente sumisa y, por ello mismo, al principio se muestra algo reacia hacia el sexo anal, porque sabe que una vez suceda, ya será una verdadera licenciada en machismo. Además, añade que las feministas son unas incoherentes puesto que sus discursos son anti-masculinos (feminismo no es hembrismo, recalco) pero en la cama les gusta tener a un verdadero hombre (los demás son máquinas) que las domine, porque es vox populi que a las feministas, bajo ningún concepto, puede gustarles el BDSM.

Asimismo, los administradores como hombres y, por tanto, grandes sabios, que son saben que la participación activa de los lectores es un punto clave para que la información se retenga mejor y, por ello, de vez en cuando, publican testimonios de machistas. Así, un estrenado machista cuenta su experiencia; cómo de querer la igualdad pasó a creer en el machismo ya que (atención, si hay profesores de sociología o psicología leyendo esto, incluidlo en vuestras clases, por favor) discutía mucho con su mujer y, al final, ella acababa gritándole y él tratando de calmar la situación, hasta que un día la abofeteó para que se callara y ella se lo agradeció, ya que “lo necesitaba”. Qué romántico, una pareja descubriendo que es machista, deberían hacer una película.

Por suerte, me llevé una pequeña alegría leyendo otro post en el que les preguntaban si un hombre homosexual es inferior a un hombre heterosexual. Mi alegría comenzó al ver que los consideran iguales y se esfumó al leer “la preferencia sexual de una persona no tiene que ver con sus capacidades, el género si”.

Además, complementan sus escritos con imágenes de dominación o de mujeres machistas que, básicamente, muestran con carteles que son inferiores a los hombres, incluso a los humanos en general.

También cuentan con todo un listado de castigos con los que someter a la mujer en caso de que muestre algo de rebeldía (modo los 10 mandamientos) y en los que figuran frases como “Prohibición de ciertas comidas. (Dulces o carbohidratos de noche)”, “Prohibición de salir a la calle o conversar con amigas”, “Irse a dormir antes de su hora”o “Recibir orina”. Ese último quiero que alguien me lo explique, porque no quiero ni detenerme a pensar a qué se refieren exactamente. Tras esto a la conclusión a la que llego es que hay animales que viven mejor que las mujeres machistas.

Si me pusiera a criticar cada apartado de esta página batiría el récord Guinness de “Post más largo”, por lo que, voy a terminar de despotricar ya. Por último, quiero añadir una frase de uno de esos testimonios de machistas: “Pensar que la verdad de la superioridad masculina sobre la femenina es tan simple y tan contundente y sin embargo nos han puesto el grotesco árbol de la igualdad delante de los ojos y no podemos ver el frondoso y riquísimo bosque que nos marca la misma naturaleza…” No sé dónde estudió biología esta chica, pero yo lo único que veo es que lo natural es que tanto hombres como mujeres tengan dos ojos, dos manos, dos piernas y una cabeza. Y, desde aquí, un mensaje para todas aquellas mujeres machistas: La cabeza usadla para pensar no para asentir, las manos empleadlas para quitaros las cadenas no para cocinarle a vuestro macho  y las piernas para correr lejos de hombres así.

Y para los administradores de la página y todos esos que les han hecho alcanzar las 155,900 visitas solo tengo dos cosas que decirles: La persona más inteligente del mundo es Marilyn vos Savant y, como he visto que cometéis tantas faltas de ortografía, yo podría echaros una mano para que os desempeñéis mejor en esa tarea, que un filósofo sin un buen discurso no sirve para nada, pero como soy mujer, igual os incomoda un poco la idea de que os enseñe alguien que es inferior a vosotros por naturaleza. Además, soy feminista, luego podéis quemarme si queréis.

Y a vosotros, mis queridos lectores, lo único que os pido es que firméis la petición de change.org para que esta página sea eliminada. ¡Muchas gracias! (Link: Eliminar “Dominación machista”)

Una preciosa iniciativa para el público inadecuado

Hace tan solo un mes, algunos de los principales actores de la aclamada serie “Juego de Tronos” mostraban su lado más solidario en un vídeo del International Rescue Committee. El semblante serio de Nikolaj Coster-Waldau o la voz piadosa de Lena Headey aspiran a emocionar al público e incentivar los donativos a la página Realm to the Rescue.

Realm to the Rescue es una iniciativa planteada por HBO y el Comité Internacional de Rescate que pretende proveer, con el dinero obtenido, a los refugiados de distintas partes del mundo con comida, kits de primeras necesidades, etc.

Este precioso proyecto, que podría haberse iniciado hace unos cuantos meses en el auge de la crisis de los refugiados, surge en un momento en el que el público ya no es una parte que contribuye a la mejora de la vida humana sino el principal y único bienhechor de los refugiados.

Tras el acuerdo de la Unión Europea con Turquía, que se iniciará el 4 de abril, muchos de los refugiados que huyen de desastres y guerras verán frustrados sus deseos de encontrar una vida mejor en Europa, pues la élite de  Europa ha decidido no acoger a más refugiados de forma irregular y, además, devolver a aquellos que ya encontraron un hogar en occidente.

Hay otros puntos del acuerdo que, débilmente, pretenden ser una alternativa a las duras medidas adoptadas por la Unión Europea de devolver a los refugiados como si de mercancía inservible se tratase. Europa tiene la intención de reasentar legalmente a un sirio por cada uno que expulse a Turquía, pero hay un número máximo de 72.000 reasentamientos.

De esta forma, el plan de las ONG-s y de las asociaciones que pretenden ayudar con la crisis de refugiados, es convertir al público, a los ciudadanos y ciudadanas de todos los Estados, en parte activa del proceso de ayuda con donativos.

Pero no corresponde al pueblo adoptar el papel de padre sino a aquellos que ha elegido como sus representantes en la cumbre de la política europea. Así, deben ser ellos, los que tienen el poder y la última palabra, los que ayuden a aquellos que son iguales a nosotros por ley natural. Y debemos, nosotros, las personas, dejar de ver a los demás como una fuente de beneficios o un negocio en el que nunca llega la bancarrota y razonar las cosas desde una posición más empática. Así, quizás, se acabaría tanto la crisis de los mal llamados refugiados como la propia guerra.

Por tanto, no hay que pedir solo al pueblo la colaboración para acabar con las desgracias humanas sino, principalmente, hay que rogar a aquellos que nos gobiernan que usen el poder que tienen entre las manos en pos de una sociedad más justa, tal como lo quería Montesquieu cuando ideó la división de poderes.

 

Julia Volkova(t.A.T.u.), friend or foe?

tatu1El 7 de abril, una de las integrantes del que fuera el famoso dúo ruso t.A.T.u., Julia Volkova, se sinceraba con sus fans a través de la página oficial del grupo en Facebook y, por fin, se atrevía a hablar de su cáncer de tiroides.

En la publicación aparecen testimonios reales de la cantante en los que cuenta cómo se enfrentó a las dificultades que le sobrevinieron desde que le diagnosticaron el cáncer de tiroides en 2012. La operación no fue como se esperaba y, durante la cirugía para eliminar el tumor, dañaron sus cuerdas vocales por lo que, al despertar, no podía siquiera hablar. Señala que ese fue el momento más crítico de su vida y es comprensibe pues, al fin y al cabo, se gana la vida gracias a su voz.

Por suerte, tras varias intervenciones médicas para solucionar el problema con sus cuerdas vocales, finalmente, en Seúl consiguió recuperar su más preciado bien y ahora sigue dedicándose al mundo de la música.

A pesar de lo impactante del caso y de lo delicado y complicado de la situación de la cantante durante estos cuatro años, no ha llamado tanto la atención de la opinión pública y la de sus fans como sus declaraciones homófobas en 2014.

t.A.T.u., dúo al que hace tiempo se le pasó la época dorada y que en un intento por volver a alzarse en los número uno en el mundo de la música se reunió para un nuevo disco entre 2012 y 2014, sigue resonando en muchos medios ya no por sus canciones sino por las turbolentas vidas de sus integrantes.

El productor musical Ivan Shapovalov decidió revolucionar su querida madre Rusia en 1999 con la creación de un grupo que pusiera en duda las bases más conservadoras de la sociedad. Cabe mencionar que Rusia siempre ha sido un país con una tradición machista y homófoba muy afianzada que se sigue perpetuando desde la legislatura, desgraciadamente.

Gracias a las ideas incendiarias de Shapovalov surgió t.A.T.u., un dúo de dos chicas a las que presentaron como lesbianas para conseguir tirón comercial. Y, lo cierto es que, a pesar de lo mencionado anteriormente, t.A.T.u., en sus 12 años de vida, consiguió un éxito inmensurable. Con éxitos como “All the things she said” o “Not gonna get us”, Lena Katina y Julia Volkova acapararon portadas y programas, lo que las llevó a presentarse a Eurovisión en 2003.

Eran queridas y odiadas a partes iguales. Eran una esperanza, un rayo de luz para el colectivo LGBT en Rusia y consiguieron muchísimo apoyo y respaldo por parte de las personas homosexuales del país y del mundo entero. Sus canciones contenían letras que hablaban de la homosexualidad y sus vídeos eran una muestra explícita de ello. Estas jóvenes chicas con voces angelicales, durante mucho tiempo, inspiraron a parejas gays para que salieran del armario y hablaran abiertamente de su orientación sexual.

Por ello, quizás, las declaraciones homófobas de Julia Volkova impactaron más al público que de haberlas hecho un artista no tan comprometido con el tema de la libertad amorosa y sexual. Y es que, la morena de t.A.T.u. no dudó en dar rienda suelta a su lengua, en 2014, cuando tocaron el tema de la homosexualidad en un programa ucraniano que era una especie de adaptación de The Moment of Truth.

Cuando el presentador le preguntó si condenaría a su hijo por ser gay, ésta contestó afirmativamente y además añadió “Creo que un verdadero hombre debe ser un hombre de verdad. Dios creó al hombre para la procreación, es la naturaleza. El hombre para mí es el apoyo. […] No voy a aceptar a un hijo gay“. Lo curioso es que anteriormente había mencionado que no le importaría que su hija fuese lesbiana pero, extrañamente, no aplica el mismo criterio para un hijo. Al ser cuestionada por esta contradicción, ella respondió: “Un hombre no tiene derecho a ser un marica. Dos chicas juntas no es lo mismo que dos hombres juntos. Me parece que las lesbianas se ven estéticamente mucho mejor que dos hombres que van de la mano o se besan“. ¿Qué se puede deducir de esto? Que nuestra ex-lesbiana Julia Volkova acepta a las lesbianas por verse mejor dos mujeres besándose que dos hombres. Ni siquiera se esmeró en emplear argumentos más razonables como la doctrina religiosa que prohibe la homosexualidad.

En un intento por salvar la situación, añadió: “Pero quiero decir que yo no estoy en contra de los gays, sólo quiero que mi hijo sea un hombre de verdad, no un marica. Tengo muchos amigos gays“. Es decir, los gays no son hombres de verdad, ¿entonces qué son? Ojalá algún día esta duda quede resuelta por Julia, pues puede que aún no esté al tanto del gran abanico de sexualidades que existe y que a los hombres que no se sienten como hombres no los define precisamente como “gays”.

En otro atisbo de coherencia, o más bien de vergüenza, se atrevió a decir: “Creo que ser gay es mejor que los asesinos, ladrones o drogadictos. Si decide ser así, mejor que sea gay. No culpo a nadie.” Otro fallo más de la cantante. Una persona elige ser asesina (a menos que tenga problemas psicológicos), ladrona o drogadicta; homosexual se nace. De todas formas, podemos quedarnos tranquilos sabiendo que Julia educará a sus hijos a no ser gays pero tampoco asesinos, ladrones o drogadictos.

Una auténtica decepción. De entre los argumentos más incoherentes atribuidos al rechazo para con los homosexuales, Julia Volkova ha escogido los top 3 de la lista. Lo peor de todo es que parece haberse puesto al servicio del gobierno para deshacer el camino recorrido por t.A.T.u. desde su creación en 1999. ¿Jamás se paró a pensar que, probablemente, de no haberse hecho pasar por lesbiana, de no haber hablado de la libertad en el amor en sus canciones, de no haber eliminado prejuicios en la gente gracias a sus besos con Lena Katina, jamás habría sido invitada a ese programa porque jamás habría conseguido tanta fama habiéndose presentado como una cantante en solitario con ideas tan intolerantes?

Lena Katina, tras lo sucedido, publicó lo siguiente: “Puedo decir una cosa: Dios nos enseña a vivir en el amor, a ser tolerantes y a no juzgar a otras personas. Y yo lo hago así. El amor es el amor, y es un sentimiento maravilloso. Creo que todo el mundo debería ser libre de amar a quien ame, y a estar con quien quiera estar en su vida.” Una de las dos no es homófoba, por suerte, aunque aún no sé cuánta debido a que no me queda claro si lo hizo por salvar la situación comprometida en la que se había metido su amiga o porque de verdad lo cree así.

De todas maneras, lo importante es quedarse con el mensaje de Lena Katina y aprender a respetar todas las formas de amor existentes sin juzgar a la gente y, mucho menos, a nuestros hijos, por querer a hombres o a mujeres o a ambos.

love is love

Love is love” – Imagen tomada del blog: http://stophomophobia.blogfree.net/

 

 

 

 

 

Donald Trump, sinónimo de misoginia

El más polémico de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos es Donald Trump, sin duda. Un magnate con aspiraciones a convertirse en presidente que apunta a lo más alto en las encuestas precisamente por su actitud políticamente incorrecta.

Por lo general, su nombre resuena en los medios de comunicación por su xenofobia y su desprecio por personajes respetados y admirados de la sociedad estadounidense. Comenzó su campaña electoral atacando a la minoría hispana del país para después insultar al “héroe de guerra” John McCain o al expresidente George Bush.

Esto, que en un principio puede resultar atractivo para algunos de los sectores conservadores estadounidenses, está llegando a un punto en el que parece que el multimillonario no tiene consideración por nadie y que, además, no se siente culpable.

Una de las últimas polémicas protagonizadas por Trump fue su afirmación de que las mujeres que abortasen debieran de sufrir algún tipo de castigo. Considerando que desde su legalización en 1973 hasta el año 2013 se han llevado a cabo alrededor de 56 millones de abortos en el país, la idea de Trump fue un ataque directo hacia un gran número de mujeres. Esto es una muestra más de lo que, hace poco, comentaba el periodista Franklin Foer: “Trump se considera a sí mismo un ejemplo tan grande de virilidad masculina como para actuar de árbitro en última instancia de la feminidad.”

Gracias a estas terribles afirmaciones y otros sucesos machistas protagonizadas por el mismo, su nombre ha ido degradándose poco a poco y ha perdido apoyos entre los suyos. Muchos republicanos aún no le han perdonado su trato deplorable para con una de las presentadoras más famosas de la cadena Fox, Megyn Kelly, cuando hace un año acudió a un debate que ella moderaba y respondió a sus preguntas acerca de su política con que le “brotaba sangre de todos lados”; réplica que la gente interpretó como una insinuación a cambios hormonales provocados por la menstruación. Anteriormente, Trump ya la había criticado por Twitter pidiendo a sus simpatizantes que no vieran su programa pues siempre hablaba de él con un tono muy duro.

Tampoco puede olvidarse el suceso acontecido en 2011, cuando una de sus abogadas pidió un receso para amamantar a su bebé y éste le respondió con insultos.

Estos son, quizás, los ejemplos más coherentes protagonizados por Trump dentro de la incoherencia del machismo. Pero, existen otros acontecimientos ante los que uno no sabe si reír o llorar. Entre ellos figura su sentencia de que Carly Fiorina es demasiado fea como para ser presidenta o su afirmación hace unos años en la radio de que, si pudiera, se acostaría con la difunta Lady Di pues la considera físicamente perfecta a pesar de que estuviese loca.

El más sonado de ellos fue la imagen que publicó en su cuenta de Twitter el 23 de marzo para desestimar a su rival político Ted Cruz. En ella se mostraba a Heidi Suzanne Nelson, la esposa de Ted Cruz, y al lado a la modelo Melania Trump, esposa del magnate. En la foto figuraba el mensaje “Una imagen vale más que mil palabras”. ¿Qué quería transmitir con esto Trump? ¿Que es más apto para acceder a la Casa Blanca que Cruz solo por tener una esposa que considera más bella?

Lo extraño y repugnante del caso es que hay gente que le respalda y que apoya estas opiniones superficiales y machistas de las que hace alarde, como los casi 10 mil retweet’s que tiene esta fotografía en Twitter. Es increíble que haya personas que estén de acuerdo con llevar a alguien carente de respeto y ética a la presidencia. Puede que muchos se rían ante sus ocurrencias y su actitud espontánea y agresiva, pero los estadounidenses deben ser conscientes de que este hombre podría gobernar el país más fuerte del mundo durante 4 años.

Lo más sorprendente de todo es que en un país se permita que alguien así siga haciendo campaña electoral y que opte a ser presidente al despreciar a aquellas que son casi la mitad de la población de su país. La democracia debe otorgar libertad a todos pero, ante todo, debe subordinarse a los derechos humanos pues siguen siendo las dos caras de la misma moneda. Sin derechos humanos no hay democracia… Y en la Declaración Humana de Derechos Humanos no hay cabida para la xenofobia o la misoginia.

 

Violación en el mundo del porno, ¿un tema tabú?

'The Canyons' Premiere - The 70th Venice International Film Festival

James Deen y Stoya en la Premiere de ‘The Canyons’ durante el 70th Venice International Film Festival, en 2013. (Fotografía de: Pascal Le Segretain)

El pasado 2 de abril, las redes sociales se incendiaron con la noticia de la muerte de la actriz porno Amber Rayne. La joven de 31 años murió en su domicilio de Los Ángeles por razones desconocidas (se especula que fue por sobredosis).

Tras leer varias noticias sobre el tema pues me había intrigado la causa de la muerte,  me topé con varios artículos que mencionaban que Amber había acusado al director y actor porno James Deen de violación. Esto llamó aún más mi atención y enseguida me puse a investigar sobre el caso en Internet.

Para mi sorpresa, la fallecida no había sido la única que se había quejado de abuso sexual por parte del aclamado actor. Dos ex novias suyas y otra actriz más habían declarado que James Deen las había violado.

James Deen, para aquellos a los que no les resulte familiar el nombre, es un famoso director y actor porno, conocido por dedicarse sobre todo a la pornografía female friendly, género que le atribuyó muchas veces el calificativo “feminista”. Él mismo negó considerarse feminista en una entrevista para la revista Elle pero esto no impidió que siguiera siendo el niño bueno dentro de la industria del porno. Además, es de los pocos que han llegado a desarrollarse fuera de las películas de categoría X pues participó en otros largometrajes orientados a todos los públicos como The Canyons, junto a Lindsay Lohan.

Volviendo al tema central, este atractivo hombre de 30 años ha sido acusado en varias ocasiones de violación. Actrices como Nicki Blue o Kora Peters afirman haber sido abusadas sexualmente por él; Ashley Fires asegura que estuvo a punto de violarla y que, incluso, un año más tarde sufrió amenazas por su parte para que dejase de hablar del tema; otros rostros de la industria pornográfica sentencian que jamás se atreverían a filmar una escena con él pues son múltiples los rumores sobre su agresividad con las mujeres.

Pero quizás las palabras más impactantes vinieron de la mano de Tori Lux que escribió lo siguiente: “En junio de 2011, durante la filmación de una cinta porno, fui abusada por James Deen. Me puse de pie, desorientada, con dolor de mandíbula, y antes de que pudiera reponerme, me agarró por el pelo. Algunas personas con las que he compartido esta historia, con el paso de los años, me han preguntado por qué no llamé a la Policía tan pronto como sucedió o hablé públicamente de ello. La razón de esto se debe a que, históricamente, la gente (incluida la policía) tiende a actuar a partir de la suposición de que las trabajadoras sexuales se han puesto en peligro, y por lo tanto, no pueden ser violadas, lo cual es incorrecto”.

Tendemos a pensar que las actrices porno son mujeres promiscuas, sedientas de sexo y sin límites, que se acuestan con el primer hombre que les ponen en las narices. Damos por hecho que este tipo de profesionales puedan sufrir daños en su profesión, como menciona la propia Tori Lux, o contraer enfermedades venéreas. Seguramente, muy pocos se habrán parado a pensar si existen este tipo de conductas dentro de la pornografía (dejando de lado los casos de trata). Lo impactante es que, a pesar de los numerosos testimonios y de las inciertas afirmaciones de que Amber Rayne había denunciado a James Deen y estaban en pleno proceso judicial, éste sigue ejerciendo su profesión sin ninguna traba.

Más impactante aún es que se hicieron oídos sordos a todas estas mujeres, su voz solo se expandió a ciertas revistas femeninas o páginas web sin ninguna reacción por parte del público (probablemente por la falta de una denuncia legal en trámite).

La verdadera polémica surgió cuando el 28 de noviembre de 2015, su ex novia y también compañera de oficio, Stoya, publicó en Twitter las siguientes alegaciones: “Esa cosa de conectarse por un segundo a Internet y ver a la gente idolatrar como feminista al hombre que te violó. Eso apesta”, “James Deen me sostuvo y me folló mientras yo decía ‘No, para’, usé mi palabra de seguridad. Ya no puedo asentir y sonreír cuando la gente habla de él”.

Después de estas espantosas declaraciones, otra ex novia del actor, Joanna Angel, dijo en respuesta a Stoya “Tienes mi apoyo, Stoya. Estoy aquí para ti.”

Joanna Angel llegó a temer por su vida cuando James Deen, en una ocasión, mantuvo relaciones sexuales con ella mientras sujetaba su cabeza sumergida en agua. Además, afirma que es la peor persona que ha conocido, que es controlador y abusivo tanto emocional como físicamente.

Desde el 17 de diciembre estamos a la espera de que Stoya haga alegaciones más explícitas sobre el tema tal como comentó ella misma vía Twitter en respuesta a varios medios que quisieron conocer su historia. Mientras tanto, repito, James Deen sigue ejerciendo como director y actor porno.

Esto puede servir como ejemplo de que, al ser fans de una celebridad, nos dejamos engañar rápidamente por declaraciones y conductas, aceptamos que conocemos a una persona con la que no hemos hablado en la vida por las entrevistas planificadas y manipuladas que da, le atribuimos calificativos que puede que no tengan nada que ver con la realidad y además, seguramente aunque un juez le declare culpable, haya fans que sigan confiando ciegamente en su inocencia y nieguen rotundamente el horror de las actrices violadas.

Desde luego, lo que sí ha quedado claro es que si ya de por sí resulta costoso para una víctima de violación hacerse oír y, aún por encima, conseguir que crean su historia; en el mundo del porno el trabajo es doblemente complicado y triplemente silenciado.